Saltar al contenido

Películas infantiles para no perderse

peliculas infantiles

Lluvia de albondigas

A√Īo: 2009
Director: Phil Lord, Christopher Miller

El equipo de directores y productores de Phil Lord y Christopher Miller han trabajado en todo, desde las pel√≠culas de animaci√≥n Lego La Pel√≠cula y Spider-Man hasta las comedias de acci√≥n en vivo 21 Plaza de Jump y El √ļltimo hombre en la Tierra. Pero empezaron a adaptar y dirigir perfectamente la pel√≠cula infantil Lluvia de albondigas basada en el cl√°sico libro de Judi y Ron Barrett de 1978. En la pel√≠cula, el inventor Flint Lockwood (Bill Hader) en la isla de Chewandswallow finalmente encuentra el √©xito con una m√°quina que convierte el agua en comida. Todo va bien hasta que un tornado de espaguetis y alb√≥ndigas amenaza la isla y Flint debe trabajar contra el alcalde para salvar a todos de la destrucci√≥n.

Invasor Zim y el poder del Florpus

A√Īo: 2017
Director: David Soren

Hab√≠a un momento en que los dibujos animados originales de Nickelodeon inclu√≠an Rocket Power y The Fairly Oddparents, Invasor Zim fue el intento de la cadena de atraer a la gente un poco m√°s vieja de Cartoon Network. Quer√≠an algo nervioso y un poco de locura. Lo consiguieron diez veces con Jhonen Vasquez, un escritor de c√≥mics y caricaturista cuyos proyectos anteriores incluyeron la serie de c√≥mics hiper-violenta Johnny: The Homicidal Maniac, Squee y I Feel Sick. Su concepto para Nickelodeon era simple: Invasor Zim era la historia del ingenuo pero psic√≥tico Zim, el miembro m√°s peque√Īo de una especie alien√≠gena en la que la jerarqu√≠a social est√° determinada por la altura, a quien se le asigna la conquista de un insignificante planeta en las afueras del universo: la Tierra. Aunque enviado simplemente para recoger la vigilancia encubierta y mantenerse fuera del camino, Zim -junto con su err√°tico robot no tripulado en mal estado, GIR- decide conquistar nuestro planeta por s√≠ mismo. Sin embargo, todos sus intentos de tomar el control se ven frustrados por su propia inexperiencia o por Dib, un joven investigador paranormal que se da cuenta de que Zim es un extraterrestre. Ahora, una nueva pel√≠cula de Netflix trae de vuelta a Zim y su risa man√≠aca, junto con el creador original del programa y el reparto de voces. Ambientada en un futuro pr√≥ximo despu√©s de que Dib se haya vuelto d√©bil y asqueroso tras meses sin hacer nada m√°s que observar sus monitores de vigilancia en busca de una se√Īal de Zim, que se ha estado escondiendo en un retrete con su in√ļtil compa√Īero robot amante de las pizzas GIR-Fase Uno de su malvado plan. Si tan solo pudiera recordar la Fase Dos. Con Zim desmoralizado, el objetivo de Dib pasa de salvar el mundo a recibir finalmente el cr√©dito por hacerlo, especialmente de su padre. Pero asociarse con Zim resulta ser una muy mala idea. La nueva pel√≠cula captura el glorioso y absurdo del original con momentos como el de GIR inspirando a los ni√Īos del mundo con su canci√≥n sobre la paz… y el pollo y el arroz… y realidades alternativas que chocan entre s√≠ y que incluyen una variedad de estilos de ilustraci√≥n e incluso la formaci√≥n de arcilla.

María y la Flor de la Bruja

A√Īo: 2018
Director: Hiromasa Yonebayashi

Hay algo desgarrador en la idea de un ni√Īo que est√° ansioso por ayudar en la casa pero que crea m√°s desorden del que termina limpiando. Esa es Mary, el personaje principal de la nueva pel√≠cula de Hiromasa Yonebayashi, Mary y la Flor de la Bruja. Quiere ser √ļtil a su t√≠a abuela Charlotte (Lynda Baron), y a la ama de llaves de Charlotte, Miss Banks (Morwenna Banks), pero no puede aliviar a Charlotte de una taza de t√© vac√≠a sin dejarla caer al suelo. El chico es un desastre andante. Es totalmente tr√°gico. Es una buena ni√Īa, pero no tiene nada que hacer, hasta que conoce a un par de gatos que la conducen a un pu√Īado de flores azules brillantes que capturan su curiosidad al verlas. Sin saber exactamente qu√© son (pista: son flores de bruja), Mar√≠a las lleva de vuelta a casa de Charlotte y r√°pidamente descubre que las flores confieren habilidades m√°gicas temporales a quien las toca. La trama de Mar√≠a y la Flor de la Bruja, hay muchas tramas, comienza desde all√≠: Mar√≠a es llevada por una escoba voladora sensible a una academia de brujas, dirigida por Madame Mumblechook (Kate Winslet) y el Doctor Dee (Jim Broadbent), quienes se ponen un frente amable que disfraza intenciones desagradables. Hay una familiaridad con Mar√≠a y la Flor de la Bruja como narrativa: Harry Potter-lite a trav√©s del Estudio Ghibli-lite con una pizca de los intereses tem√°ticos del pasado de Yonebayashi. Todo el asunto es en√©rgico, suave e infaliblemente encantador. Todos buscamos la magia en el mundo que nos rodea, y cuando lo hacemos el mundo nos decepciona rutinariamente. Pel√≠culas como esta nos recuerdan que hay magia, y vida, en el arte, y quiz√°s especialmente en la animaci√≥n.

La vida moderna de Rocko: Cambio de chip

A√Īo: 2019
Directores: Joe Murray, Cosmo Segurson

Han pasado 23 a√Īos desde que la Vida Moderna de Rocko sali√≥ al aire. Progenitor de Bob Esponja, con gran parte del elenco y el equipo creativo pasando de un programa a otro, la s√°tira fue la respuesta interna de Nickelodeon a su m√°s problem√°tico Ren y Stimpy. Y fue muy aguda. Trastornado. Relacionable. Arrancada de la vida diaria de sus escritores y como ning√ļn otro dibujo animado emitido en la televisi√≥n. As√≠ que ahora, con el especial de 45 minutos “La vida moderna de Rocko”: La vida moderna de Rocko:¬†adherencia est√°tica, ¬Ņc√≥mo persiste el esp√≠ritu original del programa? Como cualquier buen reestreno, tiene el prop√≥sito de ser familiar pero diferente. El creador original, Joe Murray, ha vuelto a escribir y a dirigir, junto con todos los actores de doblaje (Carlos Alazraqui, Tom Kenny y el Sr. Lawrence) que vuelven a interpretar a Rocko, Heffer y Filburt. Los acompa√Īantes, que se sentir√≠an como en casa ya sea en Office Space o en un zool√≥gico, han estado perdidos en el espacio durante dos d√©cadas desde el final de la serie y finalmente han encontrado un camino de regreso a la Tierra. Estos dibujos animados de Rips Van Winkle no se perdieron la Revoluci√≥n Americana, pero ciertamente se perdieron lo suficiente. Con una meta-trama sobre la cancelaci√≥n y posterior reinicio de un dibujo animado, Static Cling no tiene miedo de ser humilde sobre el proceso de revitalizaci√≥n, o de divertirse un poco con el p√ļblico fan√°tico de culto que consigui√≥ una segunda oportunidad en Netflix en primer lugar. Mucho de lo que hizo que el programa fuera el favorito de los fan√°ticos. Su colorido y neo-fleischer Brothers (con fondos surrealistas y torcidos de Chuck Jones e im√°genes lo suficientemente divertidas como para no molestar, como los nervios √≥pticos visibles de Rocko cuando sus ojos salen volando de su cabeza) y su amplio vocabulario equilibran sus bromas sobre pedos y traseros. Es c√°lido y nost√°lgico, pero s√≥lo en el sentido de que su est√©tica mantiene una dedicaci√≥n a la extra√Īeza. Static Cling es sobre todo Murray y su equipo construyendo hasta el final. Son ellos los que deciden que cuando Netflix te da un p√ļlpito, bueno, maldita sea, gritas a todo pulm√≥n sobre lo que importa. Luego te quitas el sombrero y agradeces a todos por su tiempo.

Han Solo: Una historia de Star Wars

A√Īo: 2018
Director: Ron Howard

Una emocionante mezcla de pel√≠cula sobre el atraco, pel√≠cula de guerra, oeste y aventura al estilo de Indiana Jones, Solo dirige con elegancia a nuestro h√©roe titular (retratado con bastante credibilidad por Alden Ehrenreich) a trav√©s de un episodio de servicio a los fans tras otro, estableciendo grandes piezas de acci√≥n para asegurarse de que todo lo que sabes sobre Han Solo de los Episodios 4-6 encuentra su g√©nesis aqu√≠. Han se da un apellido, conoce a Chewbacca (Joonas Suotamo), tiene el don de la pistola que m√°s tarde usar√≠a para asesinar a Greedo a sangre fr√≠a, conoce a Lando Calrissian (Donald Glover), gana el Halc√≥n Milenario de Lando, hace correr el Kessel en menos (m√°s o menos) de 12 parsecs, primero se cruza con la floreciente rebeli√≥n y finalmente se dispone a reunirse con Jabba the Hutt en Tatooine, todo ello en el transcurso de lo que probablemente equivalga a un par de d√≠as. Es bastante desgarbado, y casi sin sentido, si lo piensas demasiado, como si los guionistas Lawrence Kasdan y su hijo Jonathan estuvieran marcando casillas sin sangre en sus contratos, recordando de vez en cuando que Han se refiere a un c√≥mplice como “amigo”. Han llama a todo el mundo amigo. Sin embargo, Solo es un buen momento en el cine, aunque Ron Howard no deber√≠a haberlo dirigido. Nunca ha sido un gran director de acci√≥n, pero sus limitaciones son dolorosas aqu√≠, cada pelea y tiroteo tan coherente como una persecuci√≥n de coches concebida por Olivier Megaton. Mientras Howard prospera en escala, le falta imaginaci√≥n para lo que podr√≠a hacer con esta propiedad habitada, y el gui√≥n de los Kasdans sigue el ejemplo. En lugar de explorar lo que podr√≠a ser una pel√≠cula de vaqueros o un atraco en el universo de Star Wars, arranca dos planos id√©nticos directamente de Sergio Leone y transforma lo que podr√≠a haber sido una escena ic√≥nica -Ganar el Millennium Falcon de Lando en un juego de cartas- en un ejercicio de no confiar en que su p√ļblico sea ni remotamente inteligente.

El Hombre Hormiga y la Avispa regresar√°n

A√Īo: 2018
Director: Peyton Reed

Hay que admitir que en la √ļltima d√©cada las superpotencias han sido una fuente tan fiable de la “acci√≥n” en las pel√≠culas de acci√≥n como lo fue en la d√©cada de 1980 cierto culturista de origen austriaco llamado Arnold. Pero con el debido respeto a los escudos de vibranium, las armaduras de alta tecnolog√≠a y los martillos Uru, pocas cosas proporcionan el puro “combustible de acci√≥n” de las part√≠culas Pym que se encogen y se agrandan en El hombre hormiga y la avispa regresar√°n. Las escenas de lucha “normales” se convierten en un espect√°culo de incertidumbre cin√©tica. Los camiones se convierten en monopatines. Los dispensadores de Pez se convierten en importantes desarrollos de la trama. Y todo ello contribuye a la diversi√≥n y el espect√°culo que toda buena pel√≠cula de acci√≥n exige.

Ralph rompe Internet

A√Īo: 2018
Directores: Phil Johnston, Rich Moore
Cuando se estren√≥ en 2012, Rompe Ralph sorprendi√≥ a los espectadores con su incre√≠ble animaci√≥n, llamadas de videojuegos e historia conmovedora. Su √©xito hizo inevitable una secuela, y Rompe Ralph , Rompe Internet retoma lo que la pel√≠cula original dej√≥. Ralph (John C. Reilly) se ha acostumbrado a jugar al villano en su videojuego “casero”, Fix-It Felix Jr., durante el d√≠a, en gran parte porque pasa tiempo con su mejor amigo, Vanellope (Sarah Silverman), durante sus horas libres. Sus vidas juntas son rutinarias, que es justo lo que le gusta a Ralph. Vanellope, por otra parte, tiene ganas de algo m√°s. Como cualquier princesa, anhela escapar de su torre dorada. Es dif√≠cil culpar a su juego de Vanellope, Sugar Rush, s√≥lo tiene tres pistas de carreras. Habiendo memorizado cada giro, se aburre de la previsibilidad, un problema real, dado que las carreras son la pasi√≥n de Vanellope. A su favor, Ralph intenta remediar su descontento, sorprendiendo a su amiga con una modificaci√≥n a una de las pistas. Pero cuando el due√Īo del sal√≥n recreativo a√Īade wifi, la Srta. Von Schweetz prueba la libertad que desea. Las pistas de carreras m√°s grandes, los nuevos amigos y la infinita variedad de opciones que ofrece la red, le dan el tipo de satisfacci√≥n que Vanellope ha estado buscando. (Ralph s√≥lo quiere volver a casa.) Como el t√≠tulo sugiere, y como las secuelas tienden a hacer, Rompe Ralph, Rompe Internet expande enormemente el universo de Rompe Ralph incluso cuando desarrolla a√ļn m√°s las tensiones inherentes a la relaci√≥n statu quo presente cuando la pel√≠cula comienza. Rompe Ralph exist√≠a en una burbuja aut√≥noma, un villano que anhelaba ser un h√©roe. Un fallo que deseaba ser arreglado. Juntos, se ayudan mutuamente a entender la belleza interior y se salvan mutuamente.